Métodos para impartir clases de música

Todos tenemos un hemisferio derecho el cual está dirigido a las bellas artes, es decir donde los pensamientos se van desarrollando de una forma más libre y creativa dejando fluir  los pensamientos de una forma menos lineal, lo que nos permite desarrollarnos en distintos ámbitos culturales y artísticos, como la música, arte dramático, pintura y muchos más.

Pero todo arte debe ser pulido para hacer de este algo nuevo y mucho mejor explotando aquella capacidad al máximo y muchas veces no solo se deben tener creatividad sino también un parte teórica que ayude a la recopilación de datos para un mejor desarrollo de las aptitudes artísticas. Muchos músicos se han interesado por la pedagogía musical y han desarrollado métodos dirigidos a los muy pequeños, convencidos de que las primeras etapas de la vida son fundamentales para desarrollar sus aptitudes. Reseñamos cuatro sistemas cuyas aportaciones han marcado el aprendizaje musical hasta hoy.

Método Suzuki

Por Shinichi Suzuki, estaba convencido de que si todos los niños aprenden una lengua, también pueden aprender el lenguaje musical. Su método recoge todas las peculiaridades del aprendizaje del habla.
Al igual que el lenguaje este método se va inculcando en el infante desde su nacimiento partiendo del escuchar melodías, para luego pasar a una fase práctica como en un inicio en las escuelas.

Método Aschero

Por Sergio Aschero le debemos una escritura musical basada en el color, lo que él denominó Numerofonía. Un sistema de números, colores y figuras que reemplazan la tradicional y compleja escritura musical. Los colores vivos representan los sonidos agudos y los fríos los graves. La simplicidad del método lo hace muy apto para niños pequeños en general y especialmente interesante en niños con problemas emocionales. Por desgracia, existen pocas obras escritas con esta escritura musical, lo que hace difícil su práctica con los infantes.

Método Kódaly

Por Kódaly. Basó su método en la voz, en su opinión el más perfecto y versátil instrumento musical que todos compartimos. Exponer al niño a la música desde el embarazo y empezar su formación musical en cuanto antes -en torno a los 3 o 4 años-, son otro importante aspecto del método.

Método Carl Orff

Por Karl Orff situaba el inicio de la educación musical en el ritmo del lenguaje, los movimientos y las percusiones que se derivan de él. Como el método Kódaly, el inicio del aprendizaje musical surge de las canciones pero también de las rimas infantiles o las adivinanzas. Ya que son las frases más armoniosas así como los poemas recitados que fácilmente pasan a ser música.

Estos 4 métodos son los más empleados en el ámbito musical para ir incentivando a los niños a la música, motivando y alentando su talento de una forma natural en sus clases de música.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *