La abrupta caída de los MTV Video Music Awards

Si hablamos de eventos musicales reconocidos a nivel internacional, los MTV Video Music Awards estarían entre los primeros en ser mencionados. Y es que se trata de un evento que se realiza anualmente y consagra a los videos musicales más destacados de cada año y a través de diferentes categorías.

La primera entrega de estos premios fue en 1984, año en el que los géneros del Pop, Rock y Hip-Hop estaban en lo más alto de las listas de popularidad y de ventas. Esta ceremonia, organizada y dirigida enteramente por la cadena de televisión MTV llegó a ser tan popular entre el público juvenil que, año tras año, aglomeraba a miles y miles de televidentes sobre la pantalla chica, sobre todo para ver a sus estrellas y bandas favoritas presentando sus más exitosas y recientes producciones.

De por sí, MTV estaba marcando un hito en la historia de la televisión, convirtiéndose en el primer canal en generar mucha expectativa, pues se trataba de un medio que promovía y difundía lo que todo el mundo amaba, la música, pero a través de formatos novedosos para la época, los videos musicales.

Considerando este antecedente, el premiar a los videos musicales destacados y el concentrar en un solo eventos a artistas y bandas de diferentes géneros musicales provocada demasiada emoción y expectativa, tanta que las estrellas de la música se veían obligadas a dar lo mejor de sí en el escenario y al momento de recibir sus reconocidos galardones, los moonmen.

¿Por qué destacaban los VMA y por qué decayeron?

Los VMAs o Video Music Awards distinguían entre otros galardones como los Oscar o los Grammy, por ser eventos en los que los artistas no necesariamente debían vestir de gala y donde ocurrían hechos tan polémicos y llamativos, que hacían de los VMA el evento más esperado y mencionado de la época.

Cómo olvidar la primera presentación de Madonna, causando molestia en algunos y despertando la mente de otros; cómo olvidar cuando Nirvana recibía un galardón, mientras que un fanático se subió al escenario y casi causa un accidente; cómo olvidar el polémico beso entre Madonna y Britney Spears; o cómo olvidar la bochornosa interrupción de Kanye West a Taylor Swift en 2009.

Estos eventos siempre tienen mucho de qué hablar, sin embargo, en la última década, la audiencia cayó estrepitosamente, esto debido a los notables cambios en las nominaciones y presentación que MTV priorizó, dejando de lado y poco a poco a los exponente de géneros como el Rock y dando prioridad a artistas que hacían tendencia en el momento.

Del mismo modo, las presentaciones musicales ya no daban mucho de qué hablar y las nominaciones de cada año llegaron a ser severamente criticadas al no considerar a artistas o bandas que sí deberían estar nominados. Si uno tiene ojo crítico, puede cerciorarse de todo esto, viendo videos en plataformas como YouTube o viendo las transmisiones en vivo de cada año a través de MTV.

0 Replies to “La abrupta caída de los MTV Video Music Awards”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.